Opinion

LA VERDAD DE NUESTRA ACTUAL SITUACIÓN ECONÓMICA

Se requiere ser un humano con cerebro de reptil y con ojos de vidrio, para no comprender y haber visto la macabra obra que el supremo y difunto  pajarraco, inicio despóticamente desde Miraflores con la depravación moral y destrucción de Venezuela desde todos sus cuatro puntos cardinales; al concederle cual Judas a los Castros, todo el control administrativo de los bienes de la nación venezolana; valiéndose para ello, del bloqueo de todo movimiento contestatario de la oposición democrática que si supo comprender la realidad de su paranoica filosofía del Socialismo del S.XXI. Para ello, Impuso el  terror y la intimidación a la cubana y, para tales objetivos, tomó una actitud farisaica presentándole la  Constitución Nacional al país como una “BICHA “.y, se persignaba con su mano zurda y siniestra, donde simoniacamente mostraba un Crucifijo. Así, logró estrangular la economía del país mediante las expropiaciones que le aportaron gigantescos beneficios, que usó para complacer su megalomanía y repartir nuestros bienes nacionales a diestra y siniestra con sus adláteres civiles y militares y con naciones parásitas extranjeras sin prestarle beneficio alguno a la nación, al punto que después de su dichosa partida, el país carece de centros hospitalarios, de vialidad, electricidad, agua, alimentos, fármacos etc, todo implantado con su lema:”Patria-Socialismo o Muerte”, con el visto bueno de los hombres de Charreteras(¿¿) por el solo hecho de sus beneficios, jugosos sueldos y  comprándoles juguetes bélicos pero sin dotarlos de poder de fuego por temor a una reversión y por ello los puso a vender verduras y cuidar pulperías.

El silencio de sus sumisos subalternos civiles y militares se debió, a que si tomaban cualquier situación adversa, eran ipso-facto pasados a retiro y los civiles como mendigos políticos, perdían el cargo que les facilitaba la producción de fortunas personales por generación espontanea. Fue así, como él desangró el país, hasta que un clono celular maligno se encargó de la autodestrucción de este engendro; pero dejó a la nación crucificada con los clavos de su traición, en una larga agonía económico-social y todos sus enchufados, quedaron como connotados potentados, motivo por el cual estos civiles y militares se niegan a entregar el círculo corrupto del poder que el iconoclasta les legó; los cuales hoy se apoyan en los deshumanizados e incontrolados cuerpos paramilitares, para que con sus” indemostrables crímenes·” aunado a que los supuestos letrados del régimen (TSJ), despojen de sus bienes a los mas indefensos o los encarcelen sin causas jurídicas ni penales demostrables.

Pero la tolerancia de un pueblo tiene un límite, y esa realidad está muy próxima a que disfrutemos por el efecto democrático y verdaderamente justo de nuestra actual Asamblea  Nacional Democrática, de un Proceso de Núremberg  Nacional.  Este tema es el EXORDIO de mi trabajo titulado “Mis Opiniones Inéditas”¡VOILÁ¡ 

Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.

Médico Microbiólogo Clínico.